Cada vez aparecen más evidencias científicas que relacionan la restricción calórica, en sus diversas formas, con el aumento de la esperanza de vida.

Varios estudios epidemiológicos y ensayos clínicos, han demostrado que un alto consumo de proteínas hasta los 65 años se asocia a un aumento importante del riesgo de muerte en general y a un riesgo cuatro veces mayor de muerte por cáncer debido al aumento de los niveles de IGF-1  (un factor de crecimiento proenvejecimiento). La abundancia nutricional y la sobrealimentación aumentan este IGF-1, por lo que la restricción calórica tiene efectos beneficiosos sobre esto. Algunos agentes Farmacológicos y Micronutrientes, bloquean el efecto intracelular pernicioso de este IGF-1 y numerosos estudios indican que aumentan la esperanza de vida sana y la longevidad de diversas especies animales incluyendo primates.

Si estás interesado en nuestros servicios contacta con nosotros mediante las formas de contacto descritas en nuestra web pulsando aquí.

Otras noticias

¿Cuánto debemos caminar cada día?

Tradicionalmente se ha dicho que caminar 10.000 pasos al día ayudaba a prevenir enfermedades cardiovasculares que ponen en riesgo la vida de las personas de hábitos sedentarios. Estudios científicos han analizado esta afirmación buscando qué hay de cierto y qué hay de leyenda.

Leer más »